Rosquitos de Buñuelos

Ingredientes:
Agua: 1/4 lt. (250 ml.)
Levadura de panadero: 100 grs.
Leche: 1/4 lt (250 ml)
Azúcar: 150 grs.
Sal: 30 grs.
Huevos: 4 ud.
Manteca de cerdo (o mantequilla): 150 grs.
Anís, raspaduras de limón
Harina: 1 kg.

Procedimiento:
Poner en un recipiente todos los ingredientes líquidos y sólidos menos la harina, las especias y la levadura. Calentarlo con cuidado hasta que quede tibio salamente.

A continuación amasarlo ya todo, incluso con la levadura. Para esta fórmula, en principio añadiremos 750 grs. de harina normal, y después iremos añadiendo más harina poco a poco hasta que quede una masa más bien blanda, pero que se pueda manipular. La dureza de la masa, va un poco a gusto de cada uno. Si no se tiene mucha práctica, es mejor dejarla un poco más dura, aunque los buñuelos serán más sabrosos si se deja la masa blanda.

Cuando tengamos una masa fina y elástica, la dejaremos que repose en un cuenco, hasta que su volumen se haya doblado. entonces la extenderemos encima de la mesa previamente untada con aceite, y la extenderemos con cuidado que no se nos baje.

Iremos cortando trozos de masa del tamaño del buñuelo haciendo roscos, y los iremos echando a la freidora con el aceite a 180º . Cuando estén dorados de abajo, habrá que darles la vuelta, para que se cuezan del lado opuesto.
Cuando estén frítos de los dos lados, los dejaremos enfriar un poco, y los embadurnamos con azúcar.

Observaciones:
Suelen acompañarse con vino moscatel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *